Factor emocionalFactor emocional

Dra. Beatriz Abascal Bolado. Servicio de Neumología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

La EPOC puede cambiar nuestro estilo de vida y el de nuestra familia.

factores emocionales

Sabemos que la EPOC afecta a nuestro ánimo, fundamentalmente en forma de ansiedad y depresión. Por tanto, debemos estar pendientes de los cambios en nuestro estado de ánimo o en la manera en que nos relacionamos, para poder pedir ayuda.

La pérdida de energía puede llevar a una pérdida del interés tanto por realizar actividades que nos mantengan activos como por relacionarnos con las personas de nuestro entorno.

Esto puede generar un círculo de frustración, depresión y abandono. Los primeros pasos para romper este círculo de emociones negativas son darse cuenta de ello y hablar de estos sentimientos. Compartir los sentimientos y las preocupaciones derivados de la EPOC con la familia, los amigos y los profesionales sanitarios ayudará a romper el círculo y encontrar la solución.

La depresión es un problema muy común en las personas con EPOC. En caso de sospecha, debe hablarse y pedir consejo a cualquier profesional sanitario para obtener la ayuda necesaria.

Ante la aparición de síntomas de depresión o de ansiedad hay que buscar ayuda para solucionarlo. Los síntomas más frecuentes de una depresión son tristeza, apatía o fatiga. Los síntomas de ansiedad son sensaciones de miedo, angustia, opresión en el pecho o dificultad respiratoria.

Educación del entorno

Hablar con su familia, amigos y compañeros acerca de la EPOC hará que acepten el hecho de que su nivel de actividad debe cambiar.

Si no se presentan ataques bruscos de falta de aire o tos, usted no parecerá enfermo y la gente no entenderá por qué no puede comprometerse con las actividades que su entorno desarrolla, y puede pensar que es usted el que no muestra interés.

Hablar con su familia, amigos y compañeros acerca de la EPOC hará que acepten el hecho de que su nivel de actividad debe cambiar.

A pesar de esto, es importante no realizar muchos o grandes cambios en nuestra forma de vida para evitar que estos cambios generen un sentimiento de frustración y abandono, y desencadenen una depresión.

Sexualidad

La fatiga, el uso de medicamentos, el oxígeno o el miedo a tener dificultad para respirar son algunos de los factores que pueden contribuir a disminuir el deseo sexual.

Sin embargo, estas dificultades no deben ser una limitación para poder mantener relaciones sexuales.

Una serie de consejos pueden beneficiarle:

No mantener relaciones después de las comidas.

Escoger el momento del día en que mayor energía tenga.

Adopte posturas cómodas para evitar soportar su propio peso (sentado, de lado, etc.), y tómese su tiempo, descansando si es necesario.

Use la medicación de rescate 30 minutos antes y manténgala cerca por si fuese necesaria

El uso de oxígeno no debe ser un impedimento.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.