Dejar de fumar depende del metabolismo de la nicotina

Las diferencias en el metabolismo de esta sustancia adictiva pueden ayudar a mejorar el diseño de las estrategias para abandonar el hábito.

Investigadores de la Universidad de Pennsylvania han llevado a cabo el primer estudio aleatorizado que demuestra que el éxito del tratamiento anti-tabaco depende de la rapidez con la que la nicotina es degradada en el organismo. El estudio incluyó más de 1,200 fumadores en busca de tratamiento que fueron divididos en dos grupos de tamaño similar, en función de su velocidad de metabolización de la nicotina (normales o lentos). Los participantes fueron tratados durante 11 semanas con combinaciones de vareniclina, parches de nicotina o placebo.

En los metabolizadores normales, casi el 40% seguían abstinentes a la finalización del tratamiento con vareniclina, frente a sólo el 22% de los tratados con parches de nicotina. La diferencia entre ambos tratamientos permaneció significativa 6 meses después de la finalización de los mismos.

En contraste, en los metabolizadores lentos no hubo diferencias en la eficacia de las dos terapias. Los científicos creen que en los metabolizadores normales los niveles de nicotina circulantes descienden más rápidamente que en los metabolizadores lentos, lo que pone a los primeros en mayor riesgo de sucumbir al ansia de fumar.

Los datos, publicados en la revista Lancet Respiratory Medicine, sugieren que el enfoque clínico más práctico es tratar a los metabolizadores normales con vareniclina y a los lentos con parches. 

Vía: immedicohospitalario

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *