2014_5_30_9R8ufsEBOZnF3LyqIggFe4

Los neumólogos denuncian que han crecido un 38,7% las muertes por EPOC en España

Cada año mueren en España unas 18.000 personas por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una cifra que, según ha denunciado este lunes la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ha crecido un 38,7% durante el último año. La EPOC es una enfermedad pulmonar que causa inflamación, daña el tejido pulmonar y obstruye las vías respiratorias que está causada principalmente por el consumo de tabaco.

En España, la EPOC afecta al 10,2% de la población adulta, y representa el 40% de las consultas en neumología, cifras que, según ha destacado la Separ, conllevan un importante gasto público en fármacos y terapias respiratorias domiciliarias. Según ha destacado del presidenta de la Separ, Pilar de Lucas, en Europa, la EPOC suma más de 300.000 muertes anuales, “cifra que equivale al triple de fallecidos por la bomba nuclear trágicamente lanzada en Hiroshima”.

“Estas alarmantes cifras de mortalidad, más la carga laboral, sanitaria y social que conlleva, la convierten en un problema de salud pública de primer orden, y sólo se puede solucionar aunando fuerzas entre instituciones, sociedades científicas, profesionales sanitarios y, obviamente, con el total apoyo e implicación de los distintos gobiernos europeos”, ha subrayado De Lucas.

“Es fundamental implementar acciones que generen más concienciación de los gobiernos, la industria y el público en general sobre la pesada carga económica que supone la EPOC para Europa”, ha abundado. Según De Lucas, el panorama de la EPOC en España “tampoco es nada alentador, ya que anualmente mueren 18.000 españoles por esta enfermedad, y la tasa de mortalidad española por EPOC ha aumentado un 38,7% respecto a las cifras del año anterior, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística”.

“La EPOC consume el 2% del presupuesto de la sanidad pública española, ya que los gastos atribuibles a su tratamiento alcanzan los 3.000 millones de euros anuales, de los cuales un 84% corresponden a ingresos hospitalarios”, ha explicado el doctor José Miguel Rodríguez González-Moro, director de Relaciones Institucionales de Separ.

Según el neumólogo, “la EPOC es la primera causa de muerte evitable en España y es la única patología relacionada con el tabaco cuya mortalidad sigue aumentando”.

Según datos del estudio Episcan, más de un millón y medio de españoles (10,2%) sufren esta enfermedad, aunque el 73% de los afectados no está diagnosticado.

Los síntomas de la EPOC suelen ser confundidos con los del envejecimiento natural, por lo que es una enfermedad infradiagnosticada, ya que los síntomas más identificables aparecen en estadios más avanzados.

Aproximadamente el 40-50% de las personas que fuman durante toda su vida desarrollarán EPOC, frente al 10% de los no fumadores.

“Se recomienda a los fumadores o exfumadores mayores de 40 años que presenten algún síntoma respiratorio que se realicen una espirometría para detectar a tiempo si se trata de EPOC. Nuestra experiencia indica que cualquier medida de prevención puede ser crucial en la lucha contra la EPOC”, ha concluido Rodríguez.

Vía: heraldo

Madrefumando

El tabaco causa 60.000 muertes anuales, de las que entre 1.500 y 3.000 son de fumadores pasivos

El tabaco es el responsable de 60.000 muertes anuales en España y, de ellos, entre 1.500 y 3.000 son fumadores pasivos, según ha advertido este lunes la sociedad científica Socidrogalcohol que ha señalado que el tabaquismo es la principal casa de muerte evitable en el mundo. La Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías, Socidrogalcohol, ha recordado que el 23,9% de la población española fuma y que, a pesar de que el número de adictos ha caído 4 puntos en 2 años, España aún ocupa el noveno lugar en Europa.

Es, además, el país de la UE donde antes se empieza a fumar y, para Enrique Ochoa, de la Junta Directiva de esta sociedad, “si se generalizase el empaquetado neutro, se incrementase su precio y se siguiera reduciendo el espacio público en el que todavía es posible fumar”, se reduciría la tasa de fumadores.

Reclaman nuevas medidas para reducir su consumo

“Se ha avanzado mucho con la Ley de espacios libres del humo del tabaco de 2011, pero es evidente que se puede y debe avanzar mucho más”, como “trasmitir a los jóvenes que se inician con el consumo de tabaco que la mayoría de la población ya no fuma y ayudar a incrementar en la población general la percepción del riesgo que conlleva el consumo de tabaco”.

En este sentido coincide la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), que ha afirmado que la prohibición de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco permitiría reducir su consumo en un 7% de media. La Semergen apuesta también por el empaquetado neutro, que disminuye el atractivo de las cajetillas y aumenta la eficacia de las advertencias sanitarias.

El tabaquismo es la principal causa de muerte evitable en el mundo y es responsable de una pérdida media aproximada de 10 años de vida. Se relaciona con más de 25 enfermedades y tiene una relación causal con el 30% de todos los cánceres, con enfermedades respiratorias (75% de bronquitis crónica, enfisema y asma) y con enfermedades cardiovasculares (25% de cardiopatía isquémica).

El tabaco y el cáncer

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha subrayado que el hábito de fumar es el determinante más fuerte de la mortalidad por cáncer en la UE y se estima que el efecto carcinógeno del tabaco se asocia al 16-40% de los casos de cáncer en general.

El tabaco participa como agente causal en el cáncer de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, cuello de útero, vejiga, intestino, riñón, páncreas y próstata, además de la leucemia mieloide aguda y algunos datos indican que también puede aumentar el riesgo de cáncer de mama.

Desde la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc) han recordado, además, que el 10,3% de los niños menores de 14 años están expuestos diariamente al humo del tabaco en su hogar.

En este sentido, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha alertado de que esta exhibición puede tener consecuencias en su vida adulta y está asociado con un “aumento del 40% de la probabilidad de desarrollar fibrilación auricular” en el futuro.

La exhibición de los menores al humo del cigarro es también la causa de múltiples enfermedades infantiles, como el asma y la neumonía, y de patologías cardiacas graves, además de la muerte súbita del lactante.

La Separ ha pedido que se regule el consumo en espacios cerrados, como el hogar o el coche para proteger a los menores de dicha exposición involuntaria al humo del cigarro.

Vía: rtve