EPOC

Medio millón de mujeres que padecen EPOC en España están infradiagnosticadas

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es el desconocimiento de que la padecen. Esta ha sido una de las conclusiones vertidas durante la celebración, la semana pasada, de la X Reunión de EPOC que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) celebró en Madrid.

A ella asistieron más de 200 expertos para tratar las novedades en el tratamiento farmacológico del paciente con EPOC y la importancia de las exacerbaciones y las infecciones no bacterianas de esta enfermedad, entre otras cuestiones. Para intentar solucionar el infradiagnóstico de la enfermedad es importante acudir al médico ante los primeros síntomas, como disnea o sensación de falta de aire y la tos matutina de los fumadores, ya que, tal y como señala el doctor Jesús Recio Iglesias, el coordinador del Grupo de EPOC de la SEMI, “la presencia de esos síntomas no solo se debe al hecho de fumar, sino que puede derivar en una bronquitis crónica y finalmente en EPOC”. Por ello, el experto recomienda solicitar consejo antitabáquico al médico de familia y hacerse una espirometría, con el objetivo de conocer un mejor diagnóstico por parte del especialista.

En este sentido, el perfil típico del enfermo de EPOC corresponde a varones de más de 73 años, un 20% de fumadores activos y con una elevada comorbilidad. Sin embargo, alrededor de un 20% de mujeres padecen EPOC y en muchas de ellas no existe el antecedente del tabaquismo por lo que, según indica el especialista, “es necesario investigar el responsable etiológico en estos casos para conocer el origen de la enfermedad”. La EPOC es una enfermedad que, de manera frecuente, se asocia a otras patologías. Así, los enfermos suelen presentar entre las principales comorbilidades asociadas a ella hipertensión arterial, diabetes, insuficiencia cardiaca, cardiopatía isquémica y arritmias. Las infecciones son otro de los problemas asociados a los enfermos de EPOC. “Una muestra de ello es la presencia de aspergillus en el esputo de un enfermo con EPOC, ya que genera dudas a los médicos sobre si se trata de una colonización, sobre cuál es el papel que tiene en la exacerbación o en la progresión de la enfermedad y cuándo debe tratarse”, comenta el doctor Recio.

image_content_medium_1605497_20140305162502

El enfisema como señal de cáncer de pulmón

Según un estudio de la Clínica Universidad de Navarra (CUN) y de la Universidad de Pittsburgh, si se contemplase esta enfermedad pulmonar se elevaría en un 40% la detección temprana de este tumor. El estudio elaborado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, del CIMA y de la Universidad de Pittsburgh revela la importancia del enfisema pulmonar como factor de riesgo en el desarrollo de aproximadamente un 30% de los casos de cáncer de pulmón.

Por ello, la investigación aconseja contemplar el enfisema como criterio de inclusión en los programas generales de detección precoz pues aumentaría en torno a un 40% los cánceres de pulmón diagnosticados a tiempo, según comprobaron en la muestra de individuos estudiada. «Mejoraría así de forma significativa la relación entre coste y efectividad de los planes de cribado para detectar de forma temprana este tumor», señalan desde la Universidad de Navarra.

Los resultados de dos estudios de la CUN que avalan esta premisa han sido publicados recientemente en dos artículos científicos en la revista ‘American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine_, revista oficial de la American Thoracic Society.

De hecho, los especialistas del Departamento de Neumología de la CUN aplican estos criterios en las revisiones de salud preventivas que realizan a sus pacientes, a partir de los 45 años si son o han sido fumadores.

El cribado en EE UU

A día de hoy, Estados Unidos lleva la delantera en la lucha contra el cáncer de pulmón, el más mortífero del mundo. En los últimos días, la administración americana ha anunciado la aplicación de un programa de detección precoz de este tumor. El plan consiste en la realización anual de un escáner (Tomografía Axial Computarizada, TAC) de baja radiación, a fumadores y ex fumadores de entre 55 y 77 años que hayan fumado el equivalente a un paquete al día durante 30 años.

El EPOC como diana

Con el objetivo de mejorar el rendimiento diagnóstico de los programas de cribado, los especialistas de la CUN se han centrado también en pacientes afectados por EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), otras de las enfermedades respiratorias que más muertes causa en el mundo y con un alto riesgo de padecer cáncer de pulmón.

En un estudio liderado por el neumólogo Juan Pablo de Torres, elaboraron una escala fácil de utilizar que permite identificar aquellos pacientes con EPOC con alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. El COPD Lung Cancer Screning Score permitiría identificar dentro de los pacientes con EPOC a los mejores candidatos para ser incluidos en programas de cribado.

Vía: elnortedecastilla